sábado, 25 de noviembre de 2017

AI Y DI



Foto de Edgar P. Miller

La creación de Internet nos ha permitido llegar a una gran cantidad de información nueva, pero sobretodo a un enorme cantidad relacionada con la historia y la ciencia, ya ni decir de la información política y comercial. En ella podemos también tener acceso a institutos, organizaciones y gobiernos de todo el mundo, donde existe información relevante sobre ellos.
Desde luego existen datos que por razones de quienes los atesoran no se nos enseña a pesar de que podrían aclarar multitud de dudas sobre muchos temas importantes, ya incluso se destapan en la red archivos que en un tiempo fueron clasificados por algunos gobierno.
Y sobre dudas quiero hablar.
La gran cantidad de personas que interactúan en la red cada día va siendo mayor, entre ellas existen algunas geniales, otras modestas en conocimientos, con muy pocos pero también muy necias; lo mejor son aquellas muchas con pocos conocimientos pero interesados en aumentar su cúmulo. Esta información es sólo la percepción de esta realidad que tengo yo cuando participo en las redes, se tendría que hacer un estudio cuantitativo para corroborar si es real.
Hasta ahí las cosas no son muy diferentes a como se interactúa en sociedad fuera de las redes. Incluso antes de que hubiera Internet (AI)
Con la facilidad que da la red, cada quien tiene su estación de radio, su diario o periódico, incluso un canal de TV.  La tentación para algunos bromistas es grande por lo que la utilizan para falsear información;  aunque esto sí es por relajo podría aceptarse como parte del convivir, del hacer la vida llevadera; de pasar un momento chusco. Pero por desgracia no quedan las cosas ahí.
La complejidad en la certeza de lo que uno percibe en Internet llega cuando se da uno cuenta que se miente deliberadamente para sacar provecho y además muy fundamentado, ya no lo hacen para divertirse; sino que para manipular, vejar, someter y adueñarse del mercado o el poder. AI sucedía igual, pero era más difícil y caro descubrirlo y desde luego hacerlo, ahora algunos lo tanteamos rápido y a bajo costo.
Existen cuestiones que todos consideramos respetables por eso encontramos organizaciones que se han constituido para proteger esas particularidades: a los menores, la ecología, los animales a la familia, la mujer, a los ancianos, los desvalidos, las personas en desgracia, la salud, etc. El etc. es por sí me faltó alguno.
Pero ahora podemos sospechar que muchas de esas organizaciones utilizan lo anterior para cubrir; o sea, como camuflaje, sus negras intenciones. Explico:
Se habla, por ejemplo, de una enfermedad de ls cual las personas de la tercera edad, rondando los setenta,  ya tienen bastante conocimiento al respecto. Pero repentinamente surge; o sea la presentan tendenciosamente como que es ahora algo temible, luego se crea toda una logística de mercadotecnia para contra atacar el mal. Una logística que aterra a la comunidad.  Una vez que se logra, los gobiernos disponen de los dineros para hacer negocios respaldados por la presencia de ese mal, llevado ya a límites apocalípticos, por decir un caso: la tuberculosis.
Si existe alguién que los expone, intentado desengañar a la población, alguién que no sea un científico con respaldo académico, premio nobel al menos. Su voz la anularán; porque habrá, a favor de los beneficiados de la existencia del mal como amenaza, científicos de ese nivel pagados por ellos para descalificar a quien quiera denunciar su falsa campaña, sin importar la argumentación verdadera y comprobable que aquellos  expongan. Y nada tan peculiar como la red para echarle montón a alguien.
Parece mentira pero al igual que AI ahora también quien maneja el capital también tiene el poder en ella, al menos en cuanto corroborar una verdad científica. La ciencia ha llegado al nivel de la inquisición, sólo la iglesia decide quien está con Dios y quien no. En este caso la Iglesia está formada por las grandes farmacéuticas y las organizaciones de la “salud”, apoyadas desde luego por los gobiernos socios. Solo espero que no terminen quemando a aquellos que no acepten la prescripción médica que les propongan su facultativo.

Pero existen otros casos sospechosos, en la ecología, no se necesita hurgar mucho para saber que el mundo se está colapsando, que nuestro hábitat se modifica. ¿Seguro?,  ¿realmente sucede? o es como desean que pensemos. Yo en lo particular creo bastante que está sucediendo eso, pero empiezo a dudarlo. Hay señas para pensar que no sucede y en algunas cosas se exagera. Definitivamente están desapareciendo especies mayores de animales, hemos invadido sus espacios y los hemos seguimos masacrando por intereses puramente comerciales. Sinembargo dudo mucho que perros, gatos, caballos, bovinos, caprino, ovinos y otros estén en tal situación, en ellos se apoyan los que lo destruyen lo demás para conformar a las mayorías. ¿Para que quieres tigres sí bien puedes tener un gatito en casa?
Definitivamente estamos transformando la superficie del planeta, pero todos los día conocemos una especie nueva de un ser vivo. Los océanos quizás dejen de ser como son y terminarán siendo una cloaca repleta de bacterias anaeróbicas.
Al parecer quienes controlan el mundo no les importa la ecología, para ellos el cambio climático es un mito, es la argucia de un demente que quiere hacer que ellos pierdan sus utilidades. ¿Lo es? ¿se está colapsando? pues resulta que premios nobel lo dudan y como les platicaba con la medicina lo que sucede en el mundo sólo es verdad sí las grandes corporaciones lo desean, ellos tienen contratada como empleada a la verdad, ellos ahora deciden que es verdad aunque no lo sea.
Dicen mentiras tan obvias como decir que reforestar después de destruir explotando los recursos de una selva primigenia es la solución. Nunca volverá a ser la misma, volverá otra vida a ocupar ese lugar, sin duda, pero no la misma. La que existió en ella ya no sabremos cual fue.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario