martes, 21 de noviembre de 2017

Atropellando el futuro.

Foto de autor anónimo.
Si alguién ha estudiado la desgracia de Chilpancingo, no la ha escrito ni publicado; si ya se hizo, no se ha publicitado. El caso a que quiero llegar es que al parecer el mal de nuestra ciudad es una enfermedad sin diagnóstico y por la misma razón sin cura. Se mira como que quienes gobiernan estuvieran mirando la filmación de una película de acción para luego asistir a la  proyección del estreno para conocer el desenlace.
Pero quienes hemos vivido aquí durante largo tiempo podemos tener al menos una perspectiva aproximada de como fueron sucediendo las cosas, por lo menos para aquellos que tienen esa capacidad de análisis, saliéndose de sus conveniencias y mirando lo que sucede a su alrededor de manera crítica.
Lo sucedido no es otra cosa que lo mismo que pasa o pasó en otras partes del mundo, con la pequeña diferencia de que aquí tal parece que a nadie le importa lo que ocurre mientras no le hagan olas a su vida. Y que los que quieren y llegan a gobernar ven el puesto como un botín, una oportunidad de enriquecerse; rápido sin mucho esfuerzo y satisfacer en lo máximo su ego.
La mayoría es muy facilita para dar pésames y condolencias de lo que le sucede a sus congéneres, pero ni de chiste se atreven a unirse a ellos para seguir una lucha en el propósito de resolver al menos en parte el mal. Tú te lo buscaste aguantala es tu cruz. “No seas negativo”. Aunque no sea así  pero así es como conviene a los demás para no sentirse amenazados del mal. Se vacunan con un suero que sólo les da una fantasiosa protección pero quedando expuestos al mismo problema. Que crece y cada día serán más las víctimas.
Guerrero es rico, muy rico,  ya no me expando al resto del país porque es más aún la riqueza. Y esa riqueza es también su desgracias; gracias a los traidores que gobiernan; ellos no se creen así porque se sienten geniales, abusados, grandes emprendedores, políticos de alcurnia. Reciben migajas de corporaciones mientras las mismas se llevan todo.
Ahora no hablaremos de las minas, del gas o petróleo. Existe riqueza en multitud de recursos naturales y actividades comerciales.
Cuando yo era un niño no mayor de diez años recuerdo muy bien a un personaje que llegó a Cuajinicuilapa desde Alemania en busca de ostiones. Creo que Alemania queda bastante lejos de la costa de Guerrero, casi, yendo por el pacífico, se tendría que dar la vuelta al mundo. Pero entonces yo, con uno de los vaqueros de mi abuelo fuimos a caballo hasta el Faro, Punta Maldonado, para que este señor viera la calidad de los ostiones, en el Faro entonces sólo existía el faro y vivía ahí el vigilante, también un vaquero de mi abuelo con su familia tenía un redondo. Este fue quien se metió al mar para sacar los ostiones a sólo unos metros de la playa. Regresó con unos enormes ostiones, yo conocía los de Acapulco; pero estos eran del tamaño de la mano de un adulto.  Seguro después llegaron barcos fábrica y vaciaron la costa de ostiones y se fueron sin dejar un quinto a los guerrerense. Seguro lo supo algún funcionario del gobierno o bien nunca lo supieron porque los guardacostas sólo desfilan y no guardan ninguna costa. (Un amigo de coyuca me platicó como una vez llegaron y dragaron todo el estero de la barra para sacar las almejas, que según fue para el Clamato). En  Cuajinicuilapa entonces también me tocó ir a un terreno donde ayudamos a sembrar. No, no era maíz, sembrábamos ajonjolí; sí, ese: el ajonjolí de todos los moles. Entonces también se consumía el aceite de sésamo para la cocina no como ahora usan el de soya, pues bien entonces Guerrero era el primer productor en México de ese grano, ahora es el segundo atrás de Sinaloa. Hablo de unos 160 mil millones de pesos ya vendido en el mercado, no no es droga a pesar de que son Sinaloa y Guerrero los mayores productores(1). ¿Alguien sabe quien recibe esos millones? seguro que no es el pueblo de Guerrero. La cifras son del 2010; este año no les fue tan bien.
Ahora hay más población, más mirones, más habladores existen las redes, hay más descontentos; entonces... es necesario  aterrar a todos para mantenerlos flojitos y cooperando. O como dijera aquel famoso chino, copelas o cuello.
Chilpancingo creció desmedidamente deliberadamente, por políticas de intención más para destruir la poca producción del lugar que para mejorarlo.  Se trajeron programas de gobierno simulando hacer un bien con la intención contraria, un ejemplo fue la extensión agrícola donde el propósito según se publicitaba entonces era mejorar las técnicas agrícolas simulando las de otros lugares donde ya eran exitosas, según decían para que aquí creciera la producción y se exportara ésta, desconociendo el impacto o deliberadamente haciéndolo para destruir la agricultura sustentable que ya había de los granos y productos básicos. La intención es y sigue siendo espantar a todos para utilizar las áreas cultivables para la agricultura industrial en beneficio de gente que no es de aquí. Los que gobernaban pedían a sus familias y amigos que abrieran negocios de insumo que el gobierno después les compraba; así se enriquecieron algunos ricos de aquí. Y ni hablar de como nos fastidiaron con la supuesta descentralización que serviría para mejorar a la ciudad de México que ya entonces era un caos.
Se talaron las selvas de la Costa Chica con el pretexto de hacer una área agrícola de riego como la que existe en Sinaloa, Allá no había selvas. Pero simularon construir incluso canales de riego mientras las maderas preciosas salían rumbo al extranjero. Después nunca llegó el agua a los canales porque no existía manera de hacer una presa para juntar el  líquido, en una extensa planicie no existe forma de hacer represas.
El turismo es la ilusión con que apantallan a la población, algo con lo  que presumen, “El triángulo dorado”,  los millones que entran de dinero pero que nunca se quedan, pero que sí merman los presupuestos de los ayuntamientos que tienen que hacer la infraestructura urbana y el mantenimiento de ellas, además de que los grandes hoteleros están subsidiados en todo, en la energía eléctrica, el pago de impuestos y nunca pagan el agua que consumen ni mucho menos tratan sus drenajes. Pero se llevan a sus países todo   el dinero del turismo. Dejando algunas migajas a la población en salarios miserables. Anque sea algo, diría un imbécil con quien comentaba un día, ¿por qué algo nada más  sí se puede todo?. Con el turismo justifican construir carreteras, túneles, pasos a desnivel, embarcaderos; los que gobiernan se enfocan en ello porque es donde más corrupción hay. Benefician a los bancos que les prestan; endeudando al estado y esquilmando a los causantes con las contribuciones. Ya para qué mencionar los diezmos que cobran a las constructoras.
Así pues que se tendría que ser muy estúpido para no entender que la violencia que sucede en Guerrero no sea propiciada por los mismos interesados en llevarse toda la utilidad de la riqueza del estado. Si quienes gobiernan no pueden contra ellos al menos deberían ser sinceros con quienes dicen que los llevaron al poder y decirles la verdad. Porque así como se comportan tal pareciera que son aliados de los malos y no de la población. Traidores al fin.

Pero pensemos por un momento que nuestros gobernantes no eran ni son corruptos o traidores, que su intención fue y es realmente para mejorar las condiciones de la sociedad.
Mirando las cosas desde esta perspectiva entonces podemos entender que no se asesoraron correctamente o utilizaron asesores que más que conocedores de los problemas y las soluciones eran buenos amigos o familiares del gobernante.
La otra es que en ocasiones se confunde optimismo y ser positivos con negligencia, ineptitud al iniciar un proyecto para apantallar a la población sin mirar el impacto social a largo plazo, por ignorancia de lo que proyecta. Y desprecian a quienes les advierten lo que puede suceder con esas acciones, se dirigen a quienes previenen con términos como negativos, rebeldes  u otro adjetivo que los haga despreciables para las masas
El personaje que ya está en el poder no puede estar publicitándose como si estuviera en campaña, ellos debe pensar seriamente en soluciones que mejoren a la sociedad; les parezcan o no a las masas. Debe estar bien asesorado; por quienes conocen a fondo la solución y también el impacto de la misma a largo plazo de tal manera que lo que se instrumente realmente beneficie a la sociedad, sin calar más ésta, y no a unos cuantos vivales como ha sucedido hasta ahora. Quienes llegan a implementar las soluciones se dedican a poner curitas, ya sea porque no tienen idea de como dar respuesta al mal o porque no les interesa.
El tema es extenso como extenso son los errores que se han ejecutado para convertir el estado en un lugar poco habitable, indistintamente de la publicidad que le hagan.
Como último comentario quiero ejemplificar la acción de quienes han gobernado, que es:  como la de aquel que se sube a su auto y arranca sin fijarse qué existe en el camino y lo atropella todo.


_________________________
(1)Cerca de un tercio del sésamo importado por EE.UU. de México es adquirido por McDonald's para usar en comidas (The Nut Factory 1999).7​ 
https://hort.purdue.edu/newcrop/ncnu02/v5-153.html
 https://es.wikipedia.org/wiki/Sesamum_indicum#cite_note-7









No hay comentarios:

Publicar un comentario