martes, 27 de febrero de 2018

El Bordo Alto.





Todas las fotos de #EdgarP.Miller

Desde la primera vez que salí a andar con los Caminantes del Maguey, mire la majestuosa montaña llamada Bordo Alto. Pareciera ella un inmenso elefante echado donde la cabeza sería la parte más alta.

Entonce me platicó Ismael que ellos ya habían ido y que había sido una travesía sufrida, exhausta. Aquella vez llevaron bestias como soporte. Y por lo que noté, durante todas las veces que fuí a caminar mientras él vivió, no parecía que subir de nuevo fuera una meta. Así que con el paso del tiempo el deseo de subir se me acrecentó, un deseo que fue compartido con los demás caminantes que no habían hecho el recorrido. Fue hasta el domingo pasado 25 de febrero del 2018 que se me cumplió el deseo de estar en esa cima, aunque no llegué a lo más alto debido al cansancio de mis compañeros, ya que llegamos a sólo unos metros de la punta; un lugar llamado el aguaje. Sin embargo nos dió gusto llegar hasta ahí por lo que sentimos que lo logramos; además, al menos yo, quedé invitado para volver a intentarlo.


El bordo alto, para aquellos que no son de estos rumbos, es una montaña de la Sierra Madre del Sur al poniente de la capital del estado de Guerrero de México, en cuyas faldas se encuentra un pequeño poblado llamado Amojileca, separado de la montaña por el Río Huacapa, el mismo río que cruza Chilpancingo; la capital. Tiene la altura de 2,322 m., su cima se localiza en el punto: 99° 34' 42.42" W, 17° 35' 36.88" N -99.578445859040954, 17.593578674263803. La montaña está bastante erosionada y con pocos árboles maderables pero multitud de otros: casahuates, amacoxclis, tepehuajes, burseras, etc.; también arbustos en gran cantidad y variedad, tal vez la ausencia de maderables fue debido a una tala inmisericorde en los siglos anteriores al que vivimos. Personas dedicadas a la biología me comentan que esta región es muy endémica así que se encuentran plantas y animales únicos.


Agregar leyenda



Como siempre iniciamos la caminata en Chilpancingo en la plaza central, que es el punto de reunión, y partimos en vehículo hasta Amojileca. Ya ahí después de tomar un rico café en casa de Víctor pasamos por provisiones y por nuestro amigo el can Scooby-doo.


Agregar leyenda



Continuando nos enfilamos hacia la montaña y caminamos hasta un lugar donde empieza la ladera, existe un horno en ese lugar para cocinar los magueyes con los que preparan el Mezcal, así que para hacer el honor al elixir nos tomamos los del estribo. El mezcal es nuestro eterno acompañante, no existe mejor energético para una larga caminata que un buen mezcal de Amojileca. Aseguren que sea del mejor o al menos que sí sea mezcal.


Agregar leyenda


La montaña a simple vista muestra un perfil de tres jorobas, que para subirlo nosotros empezamos entre la primera que es la más baja y la segunda en tamaño, se camina por un sendero pequeño que va por el lado sur desde la falda subiendo hasta la tercera joroba que es la más alta. 


Agregar leyenda





A partir de aquí todo es subir, a veces muy empinado y en otras más, el camino no es un sendero apisonado de arcilla como el de un deportivo; no, es uno escabroso con rocas y piedras puntiagudas y filosas. Así que se debe caminar con cuidado. Seguimos caminando, se hicieron varias paradas de descanso nos entretuvimos un rato con la piedra campana del padre Balta. Ahí hicimos un pequeño receso mezcalero, le compartí algo de mi agua a scooby-doo que ya no la veía por la sed, se restregaba contra las pequeñas verdes y frescas palmeras lamiéndoles las palmas para refrescarse.


Agregar leyenda


Nuestro guía fue Víctor que curiosamente nunca había ido al lugar y sólo nos guiaba a través de las indicaciones que le dio su padre, para que más, las personas inteligentes luego, luego agarran la ruta; y así fue, en cuanto a llegar, nunca se dudó del camino, salvo en una ocasión que Leo quiso experimentar nuevos rumbos, bueno es cuestión de ciencia el experimentar lo nuevo.

El saber que se había perdido nos causó gran pena al principio y alegría después, ya que nuestras sucias mentes estaban pensando algo peor, un infarto o mínimo una insolación, ya hasta estábamos implementando como le haríamos para bajar ese trozo de carne.

Cuando lo encontró Francisco pasamos del blanco aterrado al rojo insolado. Sobretodo Francisco que tuvo que bajar un tramo y volver a subirlo. Cosa que dos mezcales fueron necesarios para superarlo, no le sirvieron de mucho porque traía una desvelada que no la tenía que confesar para que supiéramos como se sentía. Finalmente llegamos al primer plano y a la vez el último lugar de subida, le llaman el aguaje del bordo alto, pienso que para mis acompañantes y amigos este lugar fue como salido de un cuento fantástico, porque se acomodaron y ya no les miré trazas de continuar, siento que ya ni avanzar ni regresar.


Agregar leyenda



Se alcanzaba mirar a una pequeña y baja distancia la punta del Bordo. Así fue que después de darle entre al bodegón; para bajar los alimentos yo intenté en solitario la caminata al destino. 


Agregar leyenda




Avancé entre un austero bosque de encinos por un camino que se notaba apenas, pero que a leguas se veía que tenía algunos meses que nadie lo andaba, llegué hasta la ladera del lado norte desde donde apenas entre los árboles alcance a mirar la parte norte de Chilpancingo y la extensa Sierra Madre del Sur hacia el oriente. 



Agregar leyenda



Agregar leyenda

Ya no existía camino así que al ver una alambrada, caminé siguiéndola, pero a manera que avanzaba el bosque se hacía más denso y consideré que no habría nada que mirar desde lo alto ya que supuse falsamente que los árboles cubrirían el paisaje. Así que me quité mi sudadera y bajé corriendo hasta donde había dejado a los Caminantes.

Este lugar maltratado por la gente del lugar debió haber sido fascinante en un tiempo, le quedó algo de su encanto por lo que estuvimos ahí bastante tiempo, calculamos que dos horas sentados entre dos viejos encinos, que como dijo Víctor debieron respetarlos para que tenga sombra el ganado que llega a beber agua en la temporada de lluvia, de la que se acumula en una hondonada que seguro fue hecha para eso. 


Agregar leyenda



Este plano es una pequeña meseta donde se miran algunos viejos encinos talados recientemente, pero a sus alrededores existen vestigios de lo que en un tiempo fue un tupido bosque.


Agregar leyenda




Yo hice una pequeña siesta en este lugar de clima agradable y ambiente silencioso hasta que Boli como no queriendo me despertó marcando con eso el momento de partida. Así pues que nos tomamos lo que quedaba en la copa de mezcal, recogimos todo lo que llevamos y partimos de regreso. Decía el Caminante Tulio, de bajada hasta las piedras ruedan, pero bajar rodando es algo no deseado por los caminantes, así que con mucho cuidado y esfuerzo iniciamos el descenso, el camino tiene mucha grava y piedras sueltas, estas son como balines sí se pisan y si no está uno alerta podría, en el mejor de los casos, tirarnos, en el peor, rodaríamos por una ladera hasta el fondo de ella. Y sí, nos caímos al menos una vez cada quién.


Agregar leyenda


La bajada termina en la tranca de consejo, en Las Joyitas. Llegamos primero Víctor y yo. Realmente yo no me sentía cansado, pero sí bastante sediento, así que después de un rato de estar en la sombra de los árboles de ese lugar, seguí solo hasta Amojileca, donde en una tienda de abarrotes compré una bebida hidratante y me senté tranquilamente en la saliente que acostumbran poner en las construcciones de los pueblos para tal propósito. Bebiendo el líquido hasta que me alcanzaran los demás. Llegó Pancho y con él fuimos a comer algo a la fonda de Víctor, los demás habían llegado por otra ruta.





https://www.facebook.com/pg/caminantesdelmaguey/photos/?tab=album&album_id=1544736738941122

https://youtu.be/Q5Qis0G3Ka8

martes, 20 de febrero de 2018

Cuidado que no los hagan bueyes.




Foto de Edgar P. Miller



Cuando se utiliza a los medios para manipular, o sea para mover a las masas hacia alguna tendencia que privilegie a quien  la promueve, la estrategia debe ser sutil. En estos tiempos de redes, aún más, para que pocos o nadie lo note ni pueda anular esa acción. Debe hacerse de manera que parezca algo que sucede espontáneamente y que no se vea que tiene hilos que la maneje. Así pues, que cuando un personaje líder en opinión, de determinado lugar, dice algo que mueve a las masas, este algo debe considerarse que tan sólo es su punto de vista inteligente, su libertad de expresión y no algo que esté dentro de un plan maquinado para mover las cosas a su beneficio.

Nunca antes como ahora las cosas se han vuelto tan complicadas para manipular; así que nadie dude que un plan sofisticado para lograr los objetivos de los que están en el poder ya está en marcha, se miran como que pueden perderlo y podrían parecer desesperados; pero igual, esa apariencia podría ser una piel de oveja.

Y sí, todos tenemos la libertad de opinar y de pensar según nos convenga. Pero a mí me podría parecer raro que muchos, sobretodo esos individuos que tienen fama de libres pensadores, esos de los que muchos están pendientes de lo que dicen, de momento, se vean influenciados entre ellos para decir lo mismo; cuando eso mismo no es tan inteligente ni verdadero.

Surgió el decir, que entre todos los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos Mexicanos no existe nadie bueno, así que para los votantes sólo queda la opción de votar al menos malo. Je, je. pues sí, que casualidad que después de estar en las encuestas, uno de ellos, arriba de los otros por una cifra de dos dígitos, ahora resulta que es igual de malo que sus contrincantes. Que bueno para los que iban abajo, de la noche a la mañana ya todos son iguales. Resultando que o unos se hizo ladrón o los ladrones los crucificaron con Cristo y los perdonó ante la muerte. Así pues que ya no existen preferencias encabezando la lista; solo hay candidatos, escojan al que quieran, todos son malos. ¿todos son malos? o ¿uno es bueno pero no tanto y los otros sí están descalificados por malos.? Cuidado que no los hagan bueyes.

jueves, 15 de febrero de 2018

Emprendedores.

Foto de Edgar P. Miller

Gumaro se levantó algo tarde, quizas ya serían entre las once y las doce de la mañana. Moreno él, de estatura media, fornido, de 28 años de edad; ya era considerado un nini, estudió varias carreras de nivel medio pero al parecer no existía empleo para ellas, así que seguía viviendo con sus padre quienes lo medio mantenían.

Almorzó y después de ayudar a su madre a lavar los platos salió para encontrarse con sus amigos en una plaza cercana a su barrio, una de esas que remodelaron disque para mejorar el tejido social. Sus amigos y él habían acudido ya en diferentes ocasiones a algunos cursos de superación personal y tenido en su haber algunos proyectos productivos; pero todos fracasaron. Algunos por falta de capital y otros porque el mercado estaba saturado de empresas de esas.

Platicando con respecto a sus fracasos, que ellos miraban como aventuras económicas, a uno de ellos se le ocurrió una genial idea, como niño al ver un juguete, Miguel interrumpe la conversación; dirigiéndose a los dos dice:

— ya se que es lo que haremos para salir de este hoyo.

Miguel es el mayor un poco más alto que Gumaro; moreno tambien.

Los dos amigos se voltean y lo miran asombrados con dejo de burla. Lorenzo le dice:

— Carajo, pues que almorzaste que tiene tanta luz en ese cerebro que nunca funcionaba.

Lorenzo es el más joven: delgado y moreno de la estatura de Miguel.

— Fácil, no han visto las noticias.

— Cuales noticias— , le pregunta intrigado Gumaro.

— Las de estado de Guerrero, a la gente de allá la tienen cagandose de miedo, no existe mejor cliente para todo, que aquel atemorizado, el acobardado.

— Ahora sí, que te la jalaste— , dice Lorenzo — y que les vamos a vender sí aún le debemos al banco lo del último proyecto que nos diero.

— Pues ahora sí que seré yo quien los pendejeará a ustedes: pues ellos mismos, los de las ciudades de allá. Oigan: Vamos y les robamos en su propia casa, están tan aterrado que con decirles bú se cagan. Finalmente les quitamos todo lo que tienen guardado de valor, principalmente dinero, alhajas de oro y plata. Ya verás lo fácil que será. Los negocio de empeño compran eso muy bien y sin tanto problema. La policía de esos rumbos son bien pendejos, muertos de hambre. Los que investigan los robos lo que quieren es ver cuanta lana le sacan a las víctimas. Así que, dos que tres meses de robos y juntamos la lana necesaria para comprar lo que después a ellos mismo les venderemos.

— A cabrón, cabrón, cabrón... y que chingados es lo que les venderemos.

— ¡Sistemas de seguridad!, cámaras, alarmas sistemas de control remoto, ♫ etc, etc, etc ♪, etc ♫... hasta me salió el reguetón. Los publicitamos por correo electrónico a los mismos que les robemos, vas a ver con que facilidad nos hacemos millonarios. Después a Gumaro los hacemos diputado. Y con el tiempo hasta presidente.

Así terminó el pequeño dialogo y partieron a ejecutar su plan.

Todo fue un éxito, hasta ahora siguen vendiendo sistemas de seguridad en todos los estados de la república, ya hasta tienen convenios con autoridades locales para que les permitan robar sin problemas, cabildearon para que fueran obligatorias las cámaras en algunos poblados; además Gumaro ya es diputado federal..

lunes, 12 de febrero de 2018

Cuernos retorcidos.

foto Edgar P. Miller

Hace unos días salió en El País, una entrevista al obispo Salvador Rangel donde hace declaraciones interesantes.

Cuando una persona que es parte de una organización, donde una de sus máximas para apoyar a quienes gobiernan es: “que le den al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, hace declaraciones poniendo en duda al Cesar; es de preocupación. Bueno al menos es de pensarse, de detenerse un momento a considerar a que se debe tal decir.

Existe un refrán popular que dice: “Duele más el cuero, que la camisa”. Que encaja bien en esta situación. Al parecer para el obispo no es lo mismo don pueblo; que mis colegas de seminario. Lo digo porque resulta que están matando sacerdotes y al igual que los periodista cuando de uno de los de ellos se trata entonces sí se emperran contra el sistema de cosas. Pero al parecer no solamente para este señor resultan las cosas así, también sucede con la mayoría de nosotros los habitantes de esta región, quienes ya desde hace mucho tiempo sufren la indolencia de quienes gobiernan. Así pues que mientra el agua no llega al molino de cada uno de nosotros no nos movemos, por eso quienes ejecutan de mil maneras a la población para su beneficio viven en la impunidad. Ya que como dice el otro dicho: “ni pío dicen” los afectados. Y como dice el otro refrán “una vez dado el palo ni Dios lo quita”..

Podría parecer, como dice el aludido, que los que gobiernan son los narcos, puedo aceptar que lo hacen dentro de la organización a la que pertenecen pero fuera de ella existe una guerra propiciada y al parecer promovida por aquellos a quienes corresponde mantener la paz en el país. Los grupos que aterran a la población son delincuentes, delincuentes por hechos y por ley desde luego; aunque ellos se consideren otra cosa.

Así pues aunque la declaración del Obispo suene revolucionaria, desde mi perspectiva y fundamentación cultural no es otra cosa que regresar a darnos cuenta que la iglesia le hace el caldo grueso a quienes tienen el poder, que sabemos es lo que siempre le ha beneficiado. Aunque me extrañó que el secretario no le pidiera al obispo atenerse al Sagrado Corazón para resolver sus problemas en lugar de andar negociando con los cárteles.

Podría teorizar, esto, claro, sí las elecciones fueran limpias: que como el candidato de la ultraderecha va segundo, los de la iglesia quieren ayudar a sepultar de una vez por todas lo que queda de aquellos apropiados de la revolución.

Pero eso suena remoto. El cinismo ha llegado al límite del derrame, los representantes del gobierno ya no tienen ni trazas de vergüenza, así que para la elección se puede esperar lo peor. Por otra parte quién podría contener este arrebato de abuso; o sea la población, esta se encuentra en un estado de chock, que salvo aquellos escritores críticos, las mayorías se entretienen con burlas y chistes que no llegan a impactar en el comportamiento de la autoridad, no se interesan por argumentar, dilucidar, organizar o incluso actuar en consecuencia de sus demandas y miedos. Que conste que ahora los medios están abiertos a todos. Ignorar la realidad les ajusta más, por el miedo acumulado, que sumirse en el esclarecimiento de la verdad. Así que un argumento lógico pero falso tiene más poder sobre ellos; que uno crítico sólido.

Entre el colectivo suena lógico que si alguien es asesinado fue porque andaba en asuntos turbios; lógico aunque no siempre verdadero. Igual aceptan que si alguien sufre un atraco, robo o asalto es porque no tuvo las medidas precautorias necesarias. Lógico pero falso ya que robar no es un fenómeno natural, una tempestad o terremoto sino que es un delito que debería ser castigado y evitado por quienes gobiernan. Así pues con este tipo de argumentaciones lógicas cada quien escoje su burbuja de confort permitiendo que los gobernantes sean cínicos y desobligados. Eso sí unos muy persignados.

No pueden resolver un robo a domicilio, pero eso sí anuncian con bombo y platillo la cercana aclaración de los curas asesinados.

lunes, 5 de febrero de 2018

Encimismo Chilpo.

Foto #edgarpmiller

Desde que el humano inició a construir casas, existen estilos arquitectónicos, miramos como se promocionan excursiones para visitar centros arqueológicos con el fín de admirar estos estilos; también, desde luego, quienes lo promueven lo hacen por el dinero. Sabemos como los arqueólogos se sumergen en el centro arqueológico recién descubierto para indagar cómo, cuándo, por qué y para qué, fue construido. Así pues que en la actualidad hay algunos estilos de construcción más preferidos que otros entre los que ya existían y aparecen nuevas versiones que despues serán motivo de estudio por los arqueólogos del futuro. Queda claro que los estilos parten de una necesidad, ya sea para habitar el lugar o para que resista los embates de los meteoros del lugar; así como también aquellas catástrofes naturales como los sismos y lo despreciable: como fortalezas defensivas ante sus mismos congéneres que intentan atacarlos, queda patente nuestra cualidad de invasores en multitud de ruinas, no dejaremos fuera que algunos estilos se generaron con el solo fin de hacer mirar la construcción bella..

Chilpancingo no se ha quedado a la vanguardia en esto de crear estilo; así que, al observar lo construido, miramos que al parecer tiene uno propio. Por el momento le llamaré el encimismo Chilpo, mientras surge el creador y nos platique personalmente sobre el mismo.

Mientra, haré algunos comentarios al respecto y les mostraré algunas fotos para que puedan deleitarse con la creatividad, esplendor y plasticidad del mismo.
 
Foto #edgarpmiller

Resulta que a pesar de que existe superficie abundante en el mundo para construir casas de una planta, por causas que tienen que ver más con los negocios que con la mejor opción, cada día son más altos y amontonados los lugares que se utilizan para habitar. Recuerdo la vez aquella en que leí el libro: Un maya descubre españa en 1530 de Erasmo Ancira, cuando el maya; ese personaje central se burlaba de la manera en que entonces vivían en españa; encimados decía él.

Foto #edgarpmiller



Aquí en la cuna del Primer Congreso de Anáhuac cada día que pasa la ciudad aumenta en pisos. Casas que hace tres generaciones eran de una planta ahora tienen tres pisos encima, la misma casa, no la demolieron ni hicieron otro edificio; no, fue creciendo como lo hace un árbol, tienen su tecnología sí señor; la desconosco, pero platiqué en una ocasión con un maistro de obras y me dio un cátedra de como le hacen.
 
Foto #edgarpmiller



Pero dejemos el como y miremos un poco el porqué. Resulta que las familias crecen y además son muy unidas. Sucede que cuando los hijos se casan, pues, el casado casa quiere, al parecer lo bajo de los ingresos, no cuadra con la de los egresos, así pues que para ahorrar lo del terreno, ¿por qué no usar el de la azotea?. Plano al fín; hasta la nivelada se ahorran, además ya está cimentado; al menos así lo piensan ellos. Y así, piso por generación; o piso por necesidad de aumentar el ingreso de una familia consumista. Vale pues, qué si somos consumistas en este mundo neoliberal.